Katankura, el emprendimiento que hace maravillas a partir de la trufa.

Revista Emprendedores

Entre plantar los árboles de trufas y cosecharlas, suelen pasar como mínimo cinco años. Una espera que requiere de paciencia pero que dio sus frutos, y hoy es un éxito total en el mercado chileno. Se trata de Katankura, un emprendimiento que se lleva a cabo en el sur de Chile, específicamente en un campo de 200 hectáreas cercano a Chillán.

¿Quién eres como emprendedora?

Mi nombre es Sonja Ungar, soy Austriaca, llegué a Chile hace 13 años., porque me casé con un chileno-austriaco. Katankura es mi primer emprendimiento. En mi emprendimiento me cautiva, más allá de generar ganancias (que si es fundamental para que la empresa perdure en el tiempo) el hecho de poder plasmar ideas y crear nuevos productos, marcando tendencia. Es un proceso muy creativo e interesante.

¿Por qué decidiste fundar esta empresa?

Estudié en la Universidad de Viena Biología y con mi marido decidimos plantar trufas negras, para poder exportarlas a Europa en contra estación. Una vez instalada en Chile, siendo madre de mis primeros hijos y teniendo las primeras plantaciones de trufas plantadas, empecé a importar trufas negras y productos trufados desde España, para empezar a crear un mercado interno, que en ese tiempo prácticamente no existía. Cuando en Chile empezaron las primeras cosechas de trufas, ya tenía mi clientela establecida y pude reemplazar los productos importados por la producción nacional. Después desarrollamos con la asesoría del chef francés Franck Dieudonné la línea de productos trufados (aceite de trufa negra, crema de trufa, aceto balsámico trufado, pates de hongos trufados) para poder ofrecer productos trufados durante el año y no depender de la temporada.

¿Cómo está desarrollado hoy el mercado donde actúa tu negocio? Hay competencia, expectativas de crecimiento, etc.

En Chile hay más productores de trufas negras, los cuales nos venden su producción a nosotros o bien venden las trufas frescas al mercado nacional. En cuanto a la producción de productos trufados nosotros somos los únicos productores en America latina. Trabajamos el año pasado en la mejora del diseño, packaging y certificaciones para poder exportar los aceites y aceto balsámico de trufas, y exportaremos el primer pallet de aceite de trufa ahora en enero a EEUU.

TRUFAs

¿Cuáles son tus próximos pasos y por qué crees que esto puede ser un éxito?             

El año 2016 estará lleno de nuevos desafíos interesantes; vamos a realizar las primeras exportaciones a EEUU y a Centroamérica y America Latina. En cuanto al mercado nacional vamos a estar presentes en mas tiendas gourmet, y en algunos lugares del Retail. Otro desafía muy interesante es un tour de trufa, que incluirá un breve recorrido por la plantación más antigua, y un pequeño menú de degustación de trufas de 5 tiempos. Esto estará listo a partir de Marzo. Al mismo tiempo estamos trabajando con la Escuela Culinaria francesa, en talleres de trufas para sus estudiantes chefs, para que conozcan y manejen el uso de trufas y podrán incorporar las trufas en sus futuros lugares de trabajo. Este trabajo lo hacemos para difundir el uso de las trufas en Chile y lograr que las trufas negras ocupen en el futuro un lugar destacado en la cocina alta de Chile. Todo esto, por ende, contribuirá en la imagen trufas made in Chile de alta calidad.

Explícanos ¿Por qué tú sí y otro no?

Me considero una persona estructurada, con visión a largo plazo, y al mismo tiempo siento una pasión por el trabajo que hago. Esto, combinado con perseverancia e inteligencia emocional para poder formar equipos, son características que me han permitido superar las innumerables problemas y desafíos que conlleva cualquier emprendimiento.

¿Por qué crees que esto puede cambiar el mundo? Dónde está la innovación en este servicio, o cual es tu factor diferenciador.                

Los productos Katankura tienen una particularidad: Los humanos comúnmente distinguimos 4 sabores: dulce, amargo, ácido y salado; pero nuestra lengua es capaz de detectar un quinto sabor que es el umami, el cual está presente en las trufas. El umami es una sensación gustativa casi indescifrable y funde los 4 sabores. El aceite de trufas negras, por ejemplo, le da un toque totalmente distinto a las preparaciones, lo puedes usar tanto en preparaciones dulces como saladas, y es tan intenso que con un par de gotas basta. Además los productos Katankura son productos 100% chilenos de alta gama, con una presentación que no tiene nada de envidiar a los productos europeos. En Chile tenemos una materia prima de excelente calidad, pero muchas veces nos falta diseño y marketing para obtener los resultados que esperamos.

Para más información puedes acceder a la página web o a través de Facebook, Twitter e Instagram.

pate_hongos

  • Felicidades a esta gran emprendedora. Ellas constituyen un grupo sólido, esforzado y admirable. Existen sitios de internet exclusivos para la emprendedora moderna, ¿Quisiera conocer algunos?

    –> 7 sitios geniales para mujeres emprendedoras: goo.gl/9cIsZw