Find-Box: la startup chilena que busca revolucionar la gestión de contenedores en el mundo.

Revista Emprendedores

Se estima que las compañías navieras gastan en promedio US $110 mil millones anuales en la gestión de sus contenedores, de los cuales US$ 16 mil millones se destinan al reposicionamiento de los que están vacíos.

Actualmente la mitad de la vida útil de un contenedor transcurre vacío y sin movimiento en algún puerto del planeta. Además, se estima que en el mundo se producen más de 18 millones de movimientos de contenedores sin mercancía al año, generando un impacto económico para las empresas que los administran y también ambiental, considerando que se podría reducir la emisión de hasta 3 toneladas de CO2 cada vez que se evita mover una de estas grandes unidades vacías desde un lugar a otro.

Fue así como los ingenieros Marco Hazan y Enrique Selame se convencieron de que había que hacer algo importante y rentable con este tema, y en pleno Hong Kong, donde ambos vivían, decidieron darle movimiento a la idea y transformarla en un emprendimiento. Enrique dejó su cargo en una compañía naviera nacional en la que se desempeñaba y Marco, que ya gestionaba otro negocio propio, se sumó al desafío.

Así surge Find-Box, un hub de información para facilitar y promover el intercambio directo de contenedores entre operadores.

“En la industria naviera es común compartir información operativa, datos y también barcos y contenedores. Respecto de estos últimos existe un problema con el reposicionamiento de los que están vacíos. A veces a una naviera le faltan contenedores en un puerto y a otra puede que le sobren en este mismo punto, por lo que se los facilitan gratuitamente dado que ambos se benefician”, explica Selame, quien está a cargo de la oficina de Find-Box en Hong Kong.

Sin embargo, esta última se trata de una práctica que no está regulada ni profesionalizada, lo que impide que se produzca de forma sistemática. Además, resulta complejo que las empresas se dediquen a esta gestión, pues se trata de grandes cantidades de información y muchos puertos operando en el mundo. Por otro lado, agrega Selame, no necesariamente todos se conocen o no tienen formada esa relación para intercambiar contenedores, tampoco cuentan con información de los estándares de servicio de cada uno, ni la calidad de los contenedores, pues no es lo mismo transportar alimentos que juguetes”.

Bajo ese contexto, Find-Box se define como una especie de “market place” de intercambio de contenedores vacíos, “una plataforma que levanta información entre varios operadores para encontrar posibles intercambios, generando ahorros en tiempo y dinero, pues es mucho más económico utilizar contenedores que están disponible, versus mover uno propio y enviarlo a destino, con lo cual nuestros clientes pueden tener un inventario menor de activos”, explica Hazan, quien está a cargo de la oficina de la compañía en Chile.

Este explica que el modelo de negocios de Find-Box es cobrar transaccionalmente, es decir, se fija una tarifa de 15 dólares por contenedor intercambiado a cada parte, reuniendo 30 dólares por operación, con lo cual el cliente se ahorra, en promedio, 800 dólares, que es el costo de mover un contenedor vacío.

Hoy Find-Box tiene 10 clientes activos y espera llegar a 20 a fin de año, principalmente operadores de contenedores y navieras. Si bien se trata de un mercado que cuenta con poco más de 100 empresas operando en el mundo, la clave está en lograr aumentar la participación en el número de operaciones, considerando que anualmente existen más de 18 millones de traslados de contenedores vacíos en el planeta y que se estima que todas las navieras juntas gastan al año por este motivo más de 16 billones de dólares.

Actualmente hay empresas que ofrecen servicios similares, sin embargo, estas no promueven el intercambio directo entre las navieras u operadores de contenedores, sino que toman para sí el contenedor de las empresas que quieran ofrecerlo para luego cobrar por moverlos y, al mismo tiempo, lo arriendan a otros cobrando un fee.

“Nosotros, en cambio, quisimos promover un nuevo modelo basado en la colaboración entre actores de una misma industria, facilitando conversaciones, pues existe un volumen muy importante de posibles intercambios que nunca ven la luz porque no existe información”, afirma Hazan.

– Capital Inteligente
El foco principal de Find-Box, que opera 24/7 con oficinas en Chile y Hong Kong, es mejorar la tasa de conversión y seguir aumentando el volumen de ofertas y la cantidad de usuarios. De esta forma Marco y Enrique esperan en 2 años lograr el primer hito, que es llegar a facturar 1 millón de dólares anuales, lo que equivale a 50 mil transacciones. A ello, además, se suma la idea de desarrollar otras áreas de negocios relacionadas como intermediar ventas de contenedores.

Find-Box es apoyada actualmente por la Incubadora de Negocio del Centro Innovo de la Universidad de Santiago, que le otorgó un financiamiento por $ 60 millones a través del Programa From Lab to Market, fondo SSAF de CORFO, que permitirá la validación comercial de la empresa a nivel internacional.