BEEPURE, el origen de la miel

Casi por curiosidad y para uso familiar, este emprendimiento comenzó con una pequeña colmena, que poco a poco fue creciendo. Luego nació la idea de desarrollar un concepto enfocado en la miel en su propio panal, desde el origen, en un formato innovador, dándole valor agregado y apuntando al mercado naturista y gourmet.

Cuéntanos una breve historia de cómo llegaron al mundo del emprendimiento.

Somos un emprendimiento familiar formado por mi marido Leopoldo Jacques, mi papá Eugenio Videla y yo, que motivados por producir nuestra propia miel, para el consumo familiar y casi por curiosidad, es que el año 2008 adquirimos nuestras primeras colmenas, 5 exactamente, sin siquiera pensar aún, en emprender un negocio. Cada uno proveníamos de mundos laborales distintos y encontramos en la apicultura un punto de encuentro. Comenzamos con una pequeña producción que posteriormente fue creciendo y decidimos entrar en la aventura de la comercialización y el emprendimiento.

En ese contexto decidimos desarrollar el concepto “El Origen de la Miel”, dedicándonos principalmente a la producción de miel en panal, en un formato innovador, dándole valor agregado y apuntando al mercado naturista y gourmet. Un producto libre de manipulación y desde los orígenes mismos de la colmena, la forma más pura en que podemos encontrar la miel en la naturaleza y como mejor conserva sus propiedades.

¿Por qué decidieron fundar esta empresa?

La verdad es que una cosa llevó a la otra, esto no comenzó como un negocio sino más bien como un hobby, una entretención que hacíamos en familia. Con el paso del tiempo nos interesó aprender más del tema y empezamos a crecer, a tener más colmenas y por supuesto a producir mucha más miel que la que consumíamos y el paso natural fue la comercialización que fue un tremendo desafío puesto que ninguno de los socios conocía el mercado de la miel, ni estrategias de venta, autorizaciones, etc.

¿Cómo está desarrollado hoy el mercado donde actúa tu negocio? ¿Hay competencia, expectativas de crecimiento, etc.?

Los grandes productores de miel en Chile, en su mayoría, exportan su producción y por una razón bastante entendible, el consumo de miel en Chile es muy bajo, 200 grs. per cápita al año versus 2 kilos en países europeos. Los medianos y pequeños como nosotros, con el propósito de lograr un mejor precio optamos por la venta al detalle, donde hay mucha competencia pero observamos que la oferta es básicamente la misma, varía un poco la presentación pero no hay un valor agregado. Hay muchas ganas de innovar pero pocas herramientas concretas. Es decir, mucha oferta de lo mismo sumado a poca demanda, hacía difícil que pudiéramos entrar en el mercado, más aún teniendo que competir con productos manipulados que dicen ser miel sin serlo. Entendimos que la única forma de poder meternos en el mercado nacional era innovando, dándole valor agregado a la miel, proponiendo un formato distinto y formas atractivas de usar y comerse la miel. En cuanto a nuestras expectativas de crecimiento primero queremos abarcar el mercado nacional, principalmente en tiendas gourmet, naturistas y hotelería.

¿Cuáles son tus próximos pasos y por qué crees que esto puede ser un éxito?

Queremos ir de apoco, crecer y conocer el mercado nacional y posteriormente ver la posibilidad de exportar, que sería un tremendo paso para nosotros.

Yo creo que hay mucho en las herramientas que uno tiene, en las ganas, atreverse, la perseverancia, creer en tu proyecto, trabajar en equipo, tener claro el foco y perder el miedo….

¿Dónde está la innovación en tu producto?

La innovación en nuestro producto viene de la mano principalmente con el formato, tanto de comercializar la miel en el mismo panal como el packaging, imagen corporativa, marca, etc.  Nuestra propuesta es distinta, queremos ampliar el espectro del consumo del producto, que la gente se reencante con la miel.

Conoce más de este producto en www.beepurechile.com